"La diferencia entre un turista y un viajero reside en que cuando un turista llega a un sitio sabe exactamente el día que partirá. El viajero, sin embargo, cuando llega a un lugar, no puede saber si acaso se quedará allí el resto de su vida" Paul Bowles.

domingo, 6 de febrero de 2011

Resumen y agradecimientos

Llegamos aún de día a Pucallpa, y pude pasar la Nochebuena con toda la familia de mi amiga Amparo Sangama, en concreto en casa de su hermana Celina y su cuñado Pepe, que me ofrecieron durante unos días su hospitalidad. Pepe tiene una pequeña empresa de comercio de madera a través de los ríos de la cuenca amazónica peruana, y durante las comidas me contó unas preciosas anécdotas sobre sus experiencias con los indígenas shipibos,  y sobre cómo había crecido Pucallpa desde que inauguraron la carretera que la conecta con Lima. Mi agradecimiento a él, a Amparo y a toda la familia Sangama por su amabilísima acogida.
En Lima pasé una divertida noche de año nuevo con la familia de Sonia Farfán, y durante una semana me alojé en casa de su cuñado Carlos, que me ayudó muchísimo a desplazarme por la caótica capital de Perú (aunque determinadas reformas han logrado que el tráfico esté mucho más organizado que cuando estuve en 2007), y a resolver algunas gestiones que tenía que hacer allí. Mi agradecimiento también a todos ellos.
Inasequible al desaliento, en Lima me compré un mini-portátil de 10 pulgadas, desde el que he escrito los artículos que he venido publicando, y en el que estoy escribiendo en este momento (ya he comprobado que en los cibers me resulta muy difícil redactar), y una cámara compacta que cabe en un bolsillo, una Samsung EX1, pero que tiene un excelente objetivo Scheneider Kreuznach muy luminoso (f 1.8) y con la que se puede trabajar en manual. Es sobre todo apta para fotografía panorámica y callejera (tiene una pantalla abatible que permite sacar fotos de una manera muy discreta) pero en el lago Titicaca ya le había cogido el tranquillo y he hecho un par de retratos que me satisfacen, y que publicaré en su momento. En todo caso, me temo que mi carrera como fotógrafo tendrá que esperar a mi vuelta a España para seguir desarrollándose. A cambio estoy viajando muy ligero de equipaje y con bastante más tranquilidad.
De Lima hasta Chile, donde me encuentro ahora, he venido haciendo un placentero turismo convencional, visitando las maravillas que todavía no conocía de ese magnífico país que es Perú. Publicaré a partir de ahora una serie de postales  de los sitios que he conocido, esperando ponerme pronto al día y sincronizar mi viaje con la redacción de este blog (avisaré cuando ello se produzca).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada